Persistiendo en la batalla

La oración intercesora es una oración que no se rinde. Es el tipo de oración que soporta todos los contratiempos y supera todos los obstáculos. Es la oración que “continúa”, que “persiste” o “persevera” hasta que “aprehendemos” la voluntad de Dios en cualquier situación que enfrentemos (vea Filipenses 3:12 ).

Este tipo de oración es la clave para ver avances en su vida y en la vida de quienes lo rodean. Jesús dio un gran modelo para la intercesión en la historia del amigo persistente. Aquí vemos a un amigo que llama a la puerta de su vecino a la medianoche para pedir tres panes. El vecino no quiere levantarse, pero Jesús dijo: ” sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite” ( Lucas 11: 8 ).

Entonces Jesús dijo: ” Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.” ( Lucas 11:10 ). Esas palabras significan seguir preguntando, seguir buscando, seguir llamando. ¡En el tiempo de Dios, tu persistencia en la oración intercesora cosechará una cosecha espiritual en tu vida y en la vida de quienes te rodean!

[[Participa con nosotros en la Intercesión. Jueves 8:30 a.m.]] 

LUCHANDO POR TU NACION

A lo largo de la Biblia, Dios buscó a aquellos que estaban dispuestos a pelear la batalla espiritual por su tierra. En Ezequiel, Dios dice: “ Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruyese; y no lo hallé. ” ( Ezequiel 22: 30 ).

A través de la intercesión, puedes tomar la ofensiva en la batalla espiritual, construyendo tu comunidad, tu nación y tu mundo. Al seguir el llamado de Dios para levantarse y tomar su lugar en la batalla espiritual, Dios promete “sanará su tierra” ( 2 Crónicas 7:14 ).

UNIRSE A LA BATALLA

Dios está llamando a los cristianos a unirse a su plan de batalla para este mundo, a unirse en la oración de intercesión. Él no está buscando guerreros de oración perfecta, solo corazones dispuestos que quieran ver que Su voluntad suceda sobre la tierra. Todo lo que tienes que hacer es dirigirte al Señor en oración:

Padre, vengo a tu presencia y te pido que me des el corazón del intercesor. Ayúdame a ser persistente en la oración hasta que llegue el gran avance. Gracias por esta poderosa arma de guerra espiritual y por tu fidelidad en mi vida En el nombre de Jesús. Amén“.

LA PALABRA DE DIOS SOBRE LA INTERCESION

” Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, “(2 Corintios. 10: 3-5).

[[Ven a Interceder con nosotros]]