Tengo que admitir ante ti, confesarte, que la oración es un tema gigantesco. Yo estaba un poco desconcertado sobre cómo empezar esta serie, porque tiene muchas facetas. Escribí la palabra «oración» en Amazon.com y me dio 136,000 libros sobre la oración, así que tenemos unas pocas semanas para hablar de esto. Luego escribí «oración» en Google y me dio 136 millones de páginas web acerca de la oración, incluyendo 4 millones de videos sobre oración, 4 millones de libros sobre la oración, y seis millones de artículos nuevos sobre la oración.

Yo he sido pastor por cerca de 14 años y envuelto en el Ministerio por 35 años, y he aprendido algunas cosas acerca de la oración. Una de las cosas que he observado es lo siguiente:

Número uno, he aprendido que estamos conectados para orar.

Estamos conectados para la oración. Tu creador te ha diseñado de manera que la oración te parezca natural. Todo el mundo ora. Todo el mundo lo hace. Los budistas, hindúes, los musulmanes oran, los judíos oran, los cristianos, la gente secular, ora. Incluso un ateo ora, si lo lastimas. Cuando un ateo es lastimado, él siempre llama a Dios o a Jesús.

Todo el mundo ora. Está en todas las culturas. Ahora, a quién le oran, a que le oran, es diferente, pero lo que estoy diciendo es que hay un deseo interior en cada ser humano a orar. De hecho, es lo que te hace humano. Es lo que te hace diferente de los animales. Los animales no oran. Las vacas no oran, las aves no oran, los perros no oran, los gusanos no oran, porque no están hechos a imagen de Dios. Todos nosotros estamos hechos a imagen de Dios, y eso significa que tenemos la capacidad, Dios te hizo, en tu ADN, estás genéticamente hecho para poder hablar con Dios y para desear hablar con Dios en todo momento.

La Biblia dice esto en Eclesiastés 3:11, dice: «Dios hizo todo hermoso en su momento y puso en la mente humana el sentido del tiempo.”Eso significa que tienes un alma eterna. Vas a durar muchísimo más tiempo que sólo aquí y ahora. Y también significa que tú tienes un deseo natural en ti, que te lleva a pensar que hay más de la vida que solo esto. Sólo aquí y ahora, no lo es todo, hay más. Existe la eternidad. Existe un Dios y Dios nos hizo para que lo busquemos, y Dios nos hizo para que hablemos con Él. Los seres humanos están naturalmente conectados para orar. Es un trato universal. Todo el mundo ora en algún punto de su vida.

La segunda cosa que he aprendido es que no somos muy buenos en oracióny lo sabemos.

No somos muy buenos en la oración. De hecho, con todos los que he hablado, se sienten inadecuados al respecto. «Realmente no sé qué orar. No sé cómo orar. No sé cómo decirlo. No siento verdadera confianza.» De hecho, muchos de ustedes no sienten mucha confianza de orar en público. Dios no quiere que te sientas así, insuficiente, como si tus oraciones fueran de segunda clase y no fueran tan buenas como las de otra persona. Hicieron una encuesta donde se pidio que escribieran la palabra que mejor describiera cómo se sentían acerca de la oración. Y de ese estudio, lo que salió fueron algunas cosas como… frustrado. Me siento torpe, inepto. Me siento insatisfecho, me siento confundido, no entiendo la oración. No entiendo cómo funciona. Es un misterio. Quiero ser mejor, y necesito ayuda.

El hecho es que de todas las personas que he conocido en mi vida, nunca he conocido a nadie que piense que es sobresaliente en la oración. Nunca he escuchado a alguien decir, ‘Soy todo un maestro en la oración. El cristiano más grande que jamás haya vivido junto a Jesús fue Pablo, y esto es lo que dijo Pablo, Romanos 8:26, dijo: «No sabemos que pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras.” Está en la Biblia, amigos. Ese es el hombre que escribió la mitad del Nuevo Testamento, y está diciendo que no sabemos lo que debemos orar y que ni siquiera sabemos cómo orar. Así que estamos todos en la escuela de la oración. Tenemos que aprender. Si Pablo dijo eso, está bien que tú lo admitas, Yo necesito ser mejor en esto. Necesito saber cómo hablar con Dios. Necesito aprender el idioma de la oración.

¿Por qué estamos haciendo 40 Días de Oración? Porque no hay nada más importante que tu vida y tu vida en armonía con la vida de Dios y tener la relación para la que fuiste creado, que fuiste diseñado para tener una comunión estrecha con Dios. Job dijo, «En la plenitud de mi vida, Dios es mi mejor amigo.» ¿Dios es tu mejor amigo?

Tienes que aprender el idioma. Tienes que aprender a orar. Él está esperando, él lo está deseando, él quiere que estés cerca.

Amigo, de lo que estamos hablando es que no hay nada más importante en tu vida que tener una comunión y una amistad y tener una relación con Dios mismo. Mucha gente sabe acerca de Dios, pero conocer a Dios es diferente… Jesucristo puede ser tu mejor amigo. He caminado con él durante toda mi vida.

¿Cómo puedo estar más cerca de Dios? Bueno, hay dos maneras, dos formas en que te acercas. Lo deseas. ¿Cómo puedo estar más cerca de Dios? Haciendo dos coas: Lo deseas y apartas un tiempo para ello. Es la única manera en que vas a acercarte a Dios. Si te sientes lejos de Dios, ¿Adivina quién se movió? Dios no se movió. La única manera de llegar a estar más cerca de Dios es desearlo y hacer un tiempo para él, y esos son los siguientes dos versículos.

Salmo 25:14, «El Señor brinda su amistad,» ¡Qué frase! ¿Te gustaría tener una amistad con Dios? «El Señor brinda su amistad a quienes le honran«, en otras palabras, no todo el mundo llega a ser amigo de Dios. «El Señor brinda su amistad a quienes le honran y les da a conocer su pacto.” Hacen tiempo para él. «Y les da a conocer su pacto Dios comparte secretos contigo cuando haces un tiempo para él, que él no comparte con todos los demás. Esa es la amistad con Dios.

Y Santiago 4:8, tienes que desearlo. «Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes». Esa es una promesa.

Ahora, en los próximos días, los próximos 40 días, vamos a aprender cómo hacerlo. ¿Cómo te acercas a Dios, y cómo Dios se acercará a ti? Y vas a aprender todos los beneficios. Acompáñanos. Hay decenas de beneficios por acercarse a Dios, pero solo te daré uno.

Entre más cerca estoy de Dios, menos estresado y más bendecido seré.

Te esperamos por las redes www.alphayomegacob.org o en Facebook buscandonos en Alpha & Omega Church of the Brethren